Energía solar térmica en Zaragoza (y resto de Aragón)

En DPV tenemos amplia experiencia en instalaciones de energía solar térmica, si Usted está insteresado en este tipo en este tipo de solución para su vivienda, consultenos sin compromiso, estaremos encantados de ayudarle.

¿Por qué la energía solar térmica?
El principio de la energía solar térmica consiste en aprovechar la radiación solar para calentar fluidos. Para conseguirlo se utilizan captadores solares que están fabricados con materiales que tienen las cualidades de absorción y transmisión de calor necesarias para el calentamiento de agua a temperatura normalmente inferior a 90º C.

Las aplicaciones principales de la Energía Solar Térmica a baja temperatura son:
  • A.C.S. ( Agua caliente sanitaria): Se trata de producir agua caliente de uso doméstico con una temperatura que oscila entre 40º y 50º C.
  • Climatización de Piscinas: Con esta aplicación se consigue elevar la temperatura del agua para alargar el periodo de baño.
  • Calefacción: Su utilización es especialmente aconsejable en calefacciones de suelo radiante pues la temperatura del agua de circulación es inferior a otros sistemas de calefacción.
Básicamente una instalación de energía solar térmica esta formada por un equipo de captación que se encarga de transformar la radiación solar en energía térmica, que es transferida al fluido que hay en su interior. Este equipo de captación esta formado por uno o varios colectores.
  • Sistema de Acumulación. Lo constituyen uno o varios depósitos que almacenan el agua hasta su demanda. En el caso de la climatización de piscinas no es necesario, puesto que el deposito es la propia piscina.
  • Sistema de Intercambio. Se encarga de transferir la energía térmica captada desde el circuito de colectores o circuito primario, al circuito secundario, o de acumulación.
Estas instalaciones deben complementarse con un sistema convencional que garantice la demanda en momentos de baja radiación.

En el momento que el sistema de energía solar térmica no consigue la temperatura normal de consumo, 45º C, el sistema convencional se encarga de aportar el déficit de calentamiento necesario.

Para las viviendas unifamiliares existen unos equipos llamados compactos que integran todos los sistemas en el mismo equipo.

Su funcionamiento está basado en el principio de circulación libre (Termosifón). Al incidir la radiación solar en el captador, transfiere su energía al fluido contenido en éste, como consecuencia de ello aumenta su temperatura y se origina una diferencia térmica entre los líquidos alojados en la tubería de retorno y el captador, iniciándose de forma natural una circulación del fluido caliente en dirección al termoacumulador.

Dentro de éste el agua caliente circulará por la camisa exterior del depósito, transfiriendo temperatura al agua de acumulación. El proceso se producirá de forma constante durante las horas de sol, aumentando gradualmente la temperatura del agua de acumulación.

Cuando se origina una demanda de agua caliente, esta es extraída de la parte superior derecha del termoacumulador donde permanece estratificada la de más temperatura, al mismo tiempo entrará por la zona inferior izquierda la misma cantidad de agua fría que la consumida. Poniendo ambas tomas en extremos opuestos del depósito, se evita en gran medida el efecto de mezcla y consiguiente enfriamiento de la acumulación.

Las normativas promovidas por la administración pública hacen que cada vez más municipios desarrollen ordenanzas que obligan a la instalación o preinstalación de sistemas de energía solar térmica.

Publicar un comentario


Safe Creative #1512290212159

Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información