¿Cómo leer la factura de luz?

Leer correctamente la factura de luz
Hoy te proponemos un reto ¿Qué te parece si intentamos entender la factura de la luz? Estos documentos contienen mucha información, pero normalmente no es nada fácil interpretarla. Si quieres saber cuál es el precio de la luz KWH, cuál es tu potencia eléctrica contratada o tu consumo de luz, continúa leyendo, ¡te damos las claves!

Una factura de luz estándar, de cualquiera de las compañías eléctricas que existen en España, tendrá siempre una estructura muy similar. Contará con los datos del titular y de la dirección de suministro, así como con información sobre los dos importes que se contemplan (el fijo, por disponer de electricidad y que se paga en función de KW de potencia contratada y el variable, en función de la electricidad consumida). Además, contendrá un resumen de la evolución del consumo, así como otros datos relacionados con impuestos, alquiler del contador, etc.

También es importante saber cada cuánto viene la factura de la luz. Normalmente, la recibimos cada mes o cada dos meses y suele estar basada en lecturas reales, es decir, se nos cobra la energía que realmente hemos consumido. El periodo de facturación dependerá del tipo de contador que tengamos instalado y del acceso al mismo, ya que si es complicado (por ejemplo, si se encuentra dentro de la vivienda) y la compañía no consigue acceso, basará la factura en una estimación del consumo (un cálculo aproximado, en función de lo consumido en meses anteriores).

Partes de una factura

Para este artículo, tomaremos como ejemplo una factura de Fenie Energía, aunque insistimos en que cualquier compañía de luz dentro del mercado regulado estructurará la factura de un modo muy similar. 

1 y 2. En la cabecera de la factura de luz siempre encontraremos los datos del titular (nombre, apellidos y DNI) y los datos de la factura (dirección de suministro, CUPS, potencia eléctrica contratada y periodo de facturación). Consideramos que el CUPS merece una mención aparte, ya que es un dato importantísimo. Se trata de Código Universal de Punto de Suministro, que es como el DNI del punto de suministro, un código único que permite identificarlo. Lo necesitarás para realizar trámites como: consultas sobre tu factura o contrato o cambiar de compañía de luz. 
Cabecera de la factura de luz

3. “Término de energía variable”, tal y como su nombre indica, es la parte variable de la factura. Se paga en función de la energía que realmente se ha consumido y se calcula multiplicando los kWh consumidos en el periodo de facturación por el precio de kWh de la tarifa que se tiene contratada. En Fenie Energía, el precio del kWh es el resultado de la suma del peaje de acceso (“Precio peaje”) y el precio que se fija para la energía (“Precio coste energía”, para cubrir los costes que supone). El peaje de acceso está regulado por el Gobierno y es el coste de utilizar las redes de distribución, es decir, el precio que debemos pagar por el transporte de la energía hasta nuestro hogar o negocio. Esta parte de la factura también puede aparecer bajo denominaciones como “Energía consumida” o “Consumo facturado”, dependiendo de las compañías eléctricas.
Parte variable de la factura de luz

El “Término de potencia” (o “Facturación por potencia contratada” o “Potencia facturada”) es la parte fija de la factura de la luz. Es el pago que corresponde a la potencia contratada, aunque no haya consumo. Como podrás imaginar, a mayor potencia, mayor pago. En primer lugar, se calcula el precio del kW, sumando el “Precio peaje” y el que se fija para la potencia. Después, se multiplica ese precio del kW por la potencia contratada y por el número de días del periodo de facturación. Por ejemplo, Fenie Energía no suma ningún importe al peaje de acceso, por lo que el importe que factura en relación a la potencia está regulado por el Gobierno.

La línea “Energía reactiva” refleja si se ha aplicado alguna penalización por haber consumido una cantidad de energía reactiva por encima del umbral establecido por el Gobierno.

A la suma de los importes resultantes en los puntos anteriores, habrá que añadirle el impuesto de electricidad. Por supuesto, fijado por el Gobierno y similar a los que gravan, por ejemplo, el alcohol, el tabaco o los hidrocarburos. Se calcula mediante una fórmula preestablecida, con la que se multiplican los costes del consumo y de la potencia facturados por 5,1127%.

A continuación, aparecerá un concepto relacionado con el alquiler de equipos de medida y control, que se refiere al contador de luz. Si lo tenemos en propiedad, no se nos facturará nada, pero si está en alquiler (que es lo habitual) sí. El contador suele ser propiedad de la distribuidora y, en el caso de Fenie Energía, el cliente le abona el alquiler a Fenie y esta se lo paga a la distribuidora. El precio del alquiler del contador se calcula multiplicando el número de días del período de facturación por el precio del alquiler del contador, que está regulado por la Administración.

Por último, quedará revisar si existe algún descuento a aplicar o algún servicio extra a sumar, y sino solo tendremos que añadir el 21% de IVA. De esta forma, obtendremos el importe total de la factura (“Total factura”), que es lo que deberemos pagar.

4 y 5. Por ello, a continuación encontraremos información sobre el día y la forma de pago y datos de contacto para realizar consultas o reclamaciones. 
Pago de la factura de luz

6 y 7. Al pasar a la segunda página de la factura, encontramos información sobre la lectura anterior y la actual, con lo que se puede calcular el consumo eléctrico (kWh) facturado; así como aclaraciones sobre el tipo de lectura (visual, estimada, por telemedida, etc.). También disponemos de gráficas que nos muestran el consumo en los últimos seis meses o en el último año e incluso de información detallada sobre qué importe de la factura se destina a cada fin, especialmente, qué cantidad corresponde a impuestos y recargos fijados por el estado y qué parte se destina a la producción, suministro y distribución de la luz.
Informacion de consumo en factura de luz

Esperamos haberte ayudado a saber cómo interpretar la factura de luz y a que tengas un control absoluto sobre lo que pagas y por qué lo pagas. En cualquier caso, si revisando tus facturas, te das cuenta de que no estás conforme con tu compañía actual; DPV te ofrece un estudio energético gratuito para determinar si cambiar de compañía eléctrica (a Fenie Energía), te ayudaría a ahorrar.

Tras la realización de un estudio de este tipo, la media de ahorro que ofrecemos es de un 10% anual ¡Llámanos!

Publicar un comentario


Safe Creative #1512290212159

Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información